Donar.jpg
About%20Pic_edited.jpg

Santa Catalina de Siena, establecida en 1968, atendía originalmente a familias de clase alta en Kendall, pero la parroquia se abrió rápidamente a la comunidad en general. Al principio, las misas se celebraban en la escuela superior local mientras los feligreses planificaban la construcción de los edificios que necesitaban, entre ellos la iglesia, un salón parroquial, salones para clases de educación religiosa, y una rectoría. Tras seis años de reuniones en la escuela superior, la parroquia dedicó su iglesia en 1974.

​El liderazgo parroquial surgió de un grupo muy comprometido de personas involucradas en movimientos como Cursillos y otros. No pasó mucho tiempo hasta que surgió un número de apostolados en la activa comunidad, entre ellos sólidos programas de educación religiosa y de música. La parroquia también estableció una escuela para niños de edad preescolar.

Las actividades de evangelización apoyaron la parroquia durante las décadas de 1980 y 1990. Esto coincidió con el crecimiento de la comunidad hispana, y la participación de líderes hispanos en los apostolados provocó la diversidad de la congregación y sus servicios.

De la parroquia nacieron otras comunidades de fe, como San John Neumann, Good Shepherd y Nuestra Señora de Lourdes.